Manual para Nuevos Cachorros

Edad para separar de la camada

Los cachorros no deben ser separados de su madre y sus hermanos antes de las 8 semanas de edad. Muchos recomiendan un mínimo de 10 semanas. Esto se relaciona a consideraciones físicas, como ser el destete, y condiciones psicológicas, como ser que el cachorro se encuentre listo para abandonar la camada. Muchos criadores creen que lo mejor es no tener dos cachorros juntos. Tienen tendencia a crear vínculos con el otro y no contigo, y puede causar serios problemas cuando llegue el momento de entrenarlos.

Tener dos cachorros para domesticar a la vez puede hacer que el proceso se alargue mucho más. Esto implica que no deberías ingresar un segundo perro antes de que el primero cumpla los seis meses, y que esté entrenado apropiadamente. Claro que siempre existen excepciones, y hay muchos perros felices que fueron criados juntos, siendo hermanos o no.

Casa a prueba de cachorros

Cachorro en cajón

El uso del “cajón” es una excelente técnica de entrenamiento para acostumbrar al cachorro buenos modales. El cachorro no lo sufre como castigo.

Deberás considerar que un cachorro tiene el derecho absoluto a morder todo lo que esté a su alcance durante tu ausencia. Debes poner al cachorro donde o bien no pueda hacer destrozos, o donde no te importe si ocurre algun destrozo. Los cachorros pueden comerse puertas de cocina, destruir muebles, masticar la alfombra, y dañar una amplia gama de cosas. A demás de la destrucción, el cachorro podría lastimarse, inclusive de gravedad.

Una buena solución es un cajón. Un cajón es cualquier contenedor, fabricado de alambre o de plástico, en el que el cachorro pueda estar cómodo, con suficiente espacio para que pueda pararse, acurrucarse, y dormir, pero no demasiado espacio como para que pueda eliminar en una punta y dormir en la otra.

Otras soluciones incluyen cercar parte de la casa, por ejemplo la cocina o el garage, o construir un corredor fuera de la casa. Asegúrate que el área sea a prueba de cachorros. Coloca al cachorro en un ambiente al que no pueda destruir.

Los cachorros son demasiado inmaduros para manejar la tentación. Dependiendo de la raza, la mayoría de los perros comienzan a madurar lo suficiente como para tener un poco de autocontrol para cuando llegan a los seis meses. Considera la analogía con un bebé, donde lo tienes en una carriola, una cuna, o una silla especial, si tú no lo estás sosteniendo. Es fundamental que tu casa sea a prueba de cachorros. Puedes pensar en eso como si la hicieras a prueba de niños, pero aún más a fondo. Los cachorros son más pequeños y activos que los bebés, y tienen dientes y uñas afiladas.

El cableado eléctrico es de especial preocupación. Si puedes pasar de la etapa de cachorro sin que se electocute a causa de morder un cable, estás haciendo un gran trabajo! Cuando hagas tu casa a prueba de cachorros, ponte sobre tus manos y rodillas (o lo más bajo que puedas) y considera las cosas desde ese ángulo. Lo que se vea tentador, rompible, filoso, etc. Lo más importante es que vigiles al cachorro y, por supuesto, encerrarlo en su cajón o restringirlo a un lugar especial mientras no lo puedas vigilar.

Enséñale qué cosas puede morder y qué cosas no

Enséñale qué cosas puede morder y qué cosas no

Otro paso adicional es hacer el cachorro a prueba de casas. Enséñale qué no se debe morder. Lo más efectivo para hacer esto es que tengas siempre a mano una cantidad de artículos masticables (juguetes de plástico, de hule, etc., sólo asegúrate que no sean demasiado pequeños para que no se asfixie con ellos). Cuando el cachorro comienza a masticar algo inaceptable (una silla, alfombra, una mano humana), quita el elemento de la boca del cachorro y con un firme “NO!” reemplázalo con el juguete, y felicita al cachorro por jugar con el juguete. Si eres consistente con esto, el cachorro entenderá la idea que sólo las cosas que tú le das son para masticar. No escatimes en felicitaciones, y mantén el “No!” en un nivel calmo y firme, que sólo dirás una vez – no grites como para espantar al mundo.

Hay algunos pruductos que pueden hacer que las cosas sepan mal, y por lo tanto, ayudarte en el entrenamiento. Estos productos dan un sabor amargo a muchas cosas sin mancharlas. No debes depender de estos productos para mantener a tu cachorro a salvo, pero úsalos como una ayuda del entrenamiento.

Cachorros y niños

Enseña a tus hijos a relacionarse con el perro, y mantén una estricta supervisión.

Cachorros y niños pequeños

Mantén los cachorros separados de los niños muy pequeños, o bien bajo una muy estricta vigilancia. Los niños pequeños no entienden la necesidad de no meterle los dedos en los ojos a los cachorros, o de abstenerse de jalarle dolorosamente de sus colitas, entre otros problemas. Por lo tanto, manten los niños de hasta 6 años de edad alejados del cachorro hasta que éste esté crecido, por la seguridad del cachorro.

Enséñales a tus hijos como acercarse a un cachorro o a un perro para evitar que éste les salte encima. Deberían entender que deben acercar sus manos por debajo de la quijada del cachorro, para evitar que éste salte a la mano sobre su cabeza. Jamás deben gritar ni correr, ya que el cachorro perseguirá al niño.

Aclimatación y socialización

Acostumbra a tu cachorro a muchas cosas mientras sea pequeño. Baños, cepillado, corte de uñas, limpieza de oidos, que se le examinen los dientes, etcétera. El dedicarle el tiempo a hacer de estas cosas algo rutinario y placentero para tu cachorro te va a ahorrar mucho tiempo y problemas más adelante.

Cachorros sociabilizando

Cachorros sociabilizando

Por ejemplo, cada noche antes que el perro coma (pero luego que le has puesto el plato con comida), revisa sus orejas, mirando y tocándolas con tus dedos. Hazlo cada noche hasta que el perro deje de “quejarse” por ello. Continúa haciendolo y siempre sabrás si los oídos de tu perro están bien.

El cepillado es importante, especialmente para los perros de doble pelaje o de pelo largo cuando comienzan a cambiar el pelo. Un pequeño esfuerzo ahora para hacer que tu perro disfrute del cepillado, te ahorrará muchos problemas más adelante, cuando comienze a tirar, y tirar, y tirar pelo.

Durante el primer año de tu cachorro, es muy importante que sea expuesto a una variedad de situaciones sociales. Luego de que haya recibido todas sus vacunas, cuidadosamente expónlo al mundo exterior. Llévalo a diferentes lugares: parques, centros comerciales, escuelas, distintos vecindarios, exposiciones para perros, clases de obediencia -a todos los lugares donde se te ocurra que será diferente para el cachorrito. Si el cachorro parece asustado, permítele explorar por su cuenta. Dale ánimos al cachorro, pero se firme, no tiránico. Si queires llevar al cachorro en un elevador, déjalo intentar subirse por si mismo. Tu tienda de artículos para mascotas es un buen lugar, exposiciones caninas son otro buen lugar. Que el cachorro aprenda sobre el mundo de modo que no reaccionará con miedo a situaciones nuevas cuando sea un adulto. Y que aprenda que nunca le pedirás que hagas algo peligroso para él. Socializar a un perro puede ser muy divertido para tí tanto como para el perro! No cometas el típico error de muchos dueños cuando sus perros muestran miedo o agresión al conocer extraños. No los sobreprotejas, ni les digas cosas como “ya… tranquilo”, “está bien…”. Esto solo sirve para reforzar el comportamiento, y los anima a que sigan teniendo miedo o que continúen gruñendo. En su lugar, sólo di “No!” tajantemente, y felicítalo cuando se detenga. Felicítalo más todavía cuando permita que le acaricien la cabeza. Si comienza a gruñir o a retroceder nuevamente, di “No!”. Se un poco más suave con el “no” cuando el perro exhiba miedo, pero sí se firme. Con un perro que gruñe, se mucho más enfático y duro con tu “no!”.

Si planeas participar en una clase para cachorros (y deberías, no son caras), preguntale al instructor acerca de sus métodos antes de comenzar. Si la socialización no forma parte de la clase, busca otro lugar.

No te sorprendas cuando…

  • Tu cachorrito no entiende que la idea es gimotear al lado de la puerta o ir hacia ella para avisarte que necesita ir al baño. Muchos cachorros no muestran este comportamiento hasta que llegan a los cuatro o cinco meses de edad.
  • Tu cachorrito parece no entender su nombre. A menudo hacen falta varias semanas antes que obtengas una reacción en forma consistente cuando dices su nombre. Ten cuidado de no utilizar su nombre en forma negativa!! En su lugar, aplaude o grita.
  • Tu cachorro no parece particulamente feliz con los elogios verbales. Necesitas juntar elogios verbales con elogios físicos durante unos meses, antes que tu cachorro entienda y aprecie los elogios verbales.
  • Tu cachorro se queda dormido en medio de otra actividad. Los cachorros necesitan dormir mucho, pero como se distraen fácilmente, a veces se olvidan de dormir, por lo que se quedarán dormidos en las más extrañas de las circunstancias: mientras comen, mascan, y hasta mientras corretean!
  • Tu cachorro tiembla mientras duerme. Esto indica un desarrollo neural saludable. Los temblequeos son más pronunciados durante los primeros meses de la vida de tu cachorro, y van en lenta disminución luego. Hay muchos perros adultos que continúan con esos temblores. Debes esperar algunos ladridos silenciados y resoplidos, también.
  • Tu cachorro tiene hipo. Muchos cachorros tienen hipo. Lo único que necesitas hacer es esperar a que se le pase. No te preocupes, se le pasará.

Premiar el buen comportamiento

Premia siempre el buen comportamiento!

Premia siempre el buen comportamiento!

Los cachorros quieren atención. Ellos harán mucho para lograr esa atención – ¡incluso si esa atención es negativa! Entonces, si regañas a tu cachorro por hacer lo que no quieres que haga, pero lo ignoras cuando está siendo bueno, estás premiando las cosas equivocadas! Ignora las cosas malas (o detenlas sin gritar y regañar) y con entusiasmo felicítalo cuando esté haciendo algo que sí quieres, así sea simplemente estar sentado mirándote, o tranquilamente mascando sus juguetes. Esto puede ser algo difícil de hacer, ya que es, básicamente, invertir tus reacciones normales. Recuerda: Tendrás un cachorro que te presta atención y es feliz haciendo lo que tú quieres, sólo si te entiende.

Llantos nocturnos

Tu cachorro quiere estar con el resto de la “jauría” por las noches. Este comportamiento es muy adaptable, desde el punto de vista del comportamiento del perro. Cuando a un cachorro se lo separa de su jauría, va a llorar, con lo que permite que lo encuentren y así regresar junto al resto del grupo. Esto es el motivo por el tantos libros sobre comportamiento canino recomiendan enfáticamente que le permitas a tu cachorro o a tu perro dormir contigo en tu habitación, para reducir las posibilidades de los llantos nocturnos. Intenta mover el cajón a tu habitación.

Si tu cachorro llora, primero asegúrate que no es porque quiere salir afuera para ir al baño. Esto significa que: tienes que levantarte y sacarlo afuera. Si llora nuevamente o no necesita salir afuera, golpea el cajón con tu mano y dí algo así como: “No! A dormir!”, o “No! Silencio!”  Si el cachorro sigue llorando, intenta darle un juguete, o algo para mascar, o simplemente ignóra cualquier llanto subsiguiente. Si no refuerzas su llanto atendiéndolo, (excepto sacándolo afuera para que elimine, lo cual está bien), eventualmente aprenderá a calmarse.

Asegúrate también de que tenga una sesión vigorosa de juego justo antes de que tú te vayas a dormir. Esto hará que también le den ganas de defecar entonces, y le permitirá dormir mucho más profundamente. Alternativamente, puedes elegir un lugar para tu cachorro en el piso de tu habitación. Mantén la puerta cerrada, o ponle una correa para mantenerlo cerca de la cama. Cuando llore o se mueva de un lado a otro, sácalo para que elimine. Luego, igual que antes, dí “No! A dormir!” Los cachorros que por cualquier motivo no pueden dormir en la habitación, pueden sentirse mejor con un reloj (que haga tic-tac) en las cercanías, o una vieja playera tuya que esté para lavar.

Vacunas y desparasitaciones

Vacunación en cachorros

Vacunación en cachorros

Los cachorros recién nacidos reciben inmunización contra las enfermedades del calostro que contiene la leche materna mientras se amamanta (asumiendo que la perra fue apropiadamente vacunada antes de quedar preñada).

Inicialmente, durante las primeras 24 horas de vida, los antígenos maternos (inmunidad pasiva) se absorben a través de los intestinos de los cachorros, que son muy, muy delgados esas primeras horas (por eso es tan importante que los cachorros se amamanten de su madre durante ese período tan crítico). Luego que se acaba el calostro (alrededor de un día más tarde), los antígenos maternos irán en reducción constante.

Durante este tiempo, los cachorros no pueden armar su propia inmunidad natural, porque la inmunidad pasiva está en el medio. A medida que la inmunidad pasiva decrece, comienza a aflorar el sistema inmune del cachorro. En este momento, los cachorros deberían recibir sus primeras vacunas de inmunización, de manera que puedan crar sus propios anticuerpos contra las enfermedades. Sin embargo, no hay manera de determinar cuándo se acaba la inmunidad pasiva. Este es el motivo por el que los cachorros deben vacunarse a menudo (entre 2 ó 3 semanas de separación, en una serie de al menos tres vacunaciones).

Imagínate una gráfica de niveles de anticuerpo contra tiempo. Los anticuerpos maternos están en reducción. Sólo que no se sabe a qué tasa. A determinado nivel, llamémoslo “X”, la protección contra el parvovirus es suficiente. Debajo de “X”, la protección puede ser menos que efectiva contra una infección. Por lo general, los antígenos contenidos en las vacunas no pueden estimular el sistema inmune del cachorro hasta tanto el nivel de anticuerpos materno ese encuentra por debajo de “X”.  Digamos que es 0.7 de “X”. Pasa cierto tiempo entre que el nivel de anticuerpos cae de X a 0.7X. Durante este tiempo, aunque lo vacunaras cada día, no serías capaz (en esta discusión teórica) de estimular su inmunidad. A pesar mismo que te encuentras por debajo de ese nivel de protección maternal en el cual la infección puede ser efectivamente combatida. He ahí la importancia de administrar varias vacunaciónes a intervalos de 2 a 4 semanas hasta alrededor de las 16 a 18 semanas.

De esa forma maximizamos la posibilidad de “atrapar” el sistema inmunológico del cachorro tan pronto como cuando está listo para responder, minimizando el tiempo en el que el cachorro se encontrará suceptible a infecciones.

Importante: La última vacunación debería aplicarse luego de las 16 semanas de edad (o 4 meses), para estar seguros que los anticuerpos de la mamá no se están interponiendo en el camino del propio sistema inmunológico del cachorro (lee la etiqueta de la vacuna!). Hasta las 8 semanas, las vacunas deberían consistir de: Distemperia, Sarampión, y CPI. Luego de eso, debería ser DHLPP (Distemperia, Hepatitis, Leptospirosis, Parainfluenza, y Parvovirus).

Esto es como mínimo: puede que necesites agregar otras vacunas apropiadas a la región donde vives, tales como Lyme, Lombrices (como medicina preventiva), Rabia (el la mayoría de los lugares), etcétera. Deberías mantener tu cachorro alejado de cualquier perro extraño.

Si sabes que un perro en particular está al día con sus vacunas y no tiene una enfermedad, entonces adelante, y permite que tu cachorro socialbiice! Lo mismo aplica para las personas. Pídeles que se laven las manos antes de jugar con tu cachorrito. No duele, y puede ahorrarte lamentaciones más adelante.

A medida que tu cachorro recibe sus vacunas, puedes gradualmente agregar más y más exposición a su vida. Pero ten presente que es un bebé y necesita cuidados amables! Los parásitos pueden presentar un problema serio para la salud del cachorro. No hay ninguna forma buena de prevenir que los cachorros tengan parásitos, por una cantidad de motivos.

Deberías llevar a tu cachorro con regularidad a que se lo examine por parásitos. Los parásitos pueden interferir con el crecimiento del cachorro si no se los controla. Dado que es muy común en los cachorros (hasta en los de los mejores criadores) que tengan parásitos de los parásitos latentes de la madre, debes encargarte de que a tu cachorro se lo examine regularmente mientras es pequeño.

Dentición

Alrededor de los 4 a 5 meses de edad, los cachorros comienzan a tener sus dientes permanentes. Hay varias cosas que puedes hacer, tanto para mitigar el dolor como para controlar que no muerda las cosas:

  • Haz un caldo de pollo (bajo en sodio, o hazlo tú mismo). Congélalo en cubitos, y dáselos al cachorro.
  • Empapa un trapo limpio en agua, escúrrelo, enróllalo, y congélalo. Luego dáselo a tu cachorro para que lo masque.
  • Ablanda un poco sus croquetas con agua.
  • Desalienta el que te muerda tu brazo o mano para sentirse mejor

Los cachorros pierden sus dientes en un patrón determinado: primero se caen los dientitos frontales. Luego los premolares (justo detrás de lo scaninos). Luego los molares en la parte de atrás, y verás también como comienzan a salir los molares de adulto. Finalmente, aparecen los caninos. Algunas veces los caninos de adulto aparecen mientras aún no se le cayeron los caninos de cachorro. Durante este tiempo, espera alguna incomodidad, incluyendo encías sangrantes. Tu cachorro querrá mascar más durante este período, pero también puede ser muy doloroso para él hacerlo (por eso las recomendaciones dadas un poco más arriba). Probablemente encuentres muy pocos de los dientes de tu cachorro a medida que se le caen, si es que encuentras alguno, ya que típpicamente los cachorros los tragan.

Alimentando al cachorro

La comida premium (*) para mascotas tiende a tener mayor valor nutritivo. En particular, marcas como Science Diet, Eukanuba, Nature’s Recipe, etc. Esto significa que generalmente puedes darle a tu perro menor cantidad de comida. A demás, estas comidas tienden a ser altamente digeribles, lo que significa menos para limpiar en el jardín. Por estos dos motivos, muchas personas le dan alimentos premium a sus mascotas, en lugar de las que se consiguen en los supermercados. Pero la decisión es tuya, y muchos perros felices y saludables han sido criados con simple Purina Dog Chow.

(*) Nota del Editor: Proyecto Mascota no respalda ni tiene relación con ninguna marca de alimento, premium o no. De hecho, apoyamos la alimentación natural para nuestras mascotas.

Horarios de alimentación

Hay dos métodos que puedes aplicar para alimentar tu perro. Alimentación libre, y alimentación con horarios. La alimentación libre es cuando le dejas comida seca todo el día y el perro come cuando tiene ganas. Con la alimentación con horarios se lo alimenta en horarios fijos durante el día. En la mayoría de los casos, lo mejor es alimentarlo con horarios. Esto controla mucho mejor la eliminación cuando intentas domesticarlos. Adicionalmente, muchos perros pueden recalentarse y ganar demasiado peso con una rutina de alimentación libre. Sin embargo, otros perros con problemas gástricos o perros más viejos, pueden precisar comidas pequeñas y frecuentes. Si no estás seguro, lo mejor es que discutas tu situación particular con tu veterinario.

Fórmulas de alimentos para perro

Lee las etiquetas, conoce los alimentos que compras (*). Hay diferentes clases de alimentos para perro. Algunos están formulados muy precisamente para diferentes períodos en la vida del perro, y lo que es apropiado en un período, no lo es en otro. Otros están formulados en forma genérica, y se supone que son adecuadas para cualquier perro y bajo cualquier circunstancia. Significa que están formuladas hasta para el nivel de crecimiento del cachorro. No hay nada malo con esto, a menos que la comida formulada genéricamente lance una nueva versión para cachorros. Ésta estrá cargada con mucha más nutrición extra de lo que el cachorro necesita, ya que la fórmula original se suponía ya era suficiente para el cachorro.

Si utilizas este último tipo de alimentos, muchos veterinarios y criadores (particularmente los de razas grandes) recomiendan que no los alimentes durante el primer año según se recomienda en las etiquetas de las bolsas. Estas recomiendan que les des alimento para cachorros sólo por los primeros dos meses que tengas el cachorro en casa y luego cambies a comida para adultos.

Una buena regla es que cambies a comida para perro adulto una vez que el cachorro alcance el 90% de su crecimiento (el momento exacto en que esto ocurre depende de la raza y el tamaño). La formulación nutricional (en especial las proteínas y calcio adicionales) pueden causar problemas a un cachorro en desarrollo. El problema tiende a manifestarse en el crecimiento de los huesos versus el de los tendones, ligamentos, y músculos.

Las tasas de crecimiento no son las mismas, por lo que las conexiones se fuerzan y, si el perro salta mal o está jugando demasiado brusco, las conexiones pueden distenderse. Esto ocurre en particular en los hombros delanteros y requiere cirujía y varios meses de reposo para repararse. El calcio adicional en la comida de cachorros puede depositarse en los huesos y causarles cojera. No existen estos problemas con los alimentos para adultos con fórmulas más cuidadas que están específicamente rotuladas como no aptos para cachorros o para hembras en lactancia.

(*) Nota del Editor: Proyecto Mascota no respalda ni tiene relación con ninguna marca de alimento, premium o no. De hecho, apoyamos la alimentación natural para nuestras mascotas.

Domesticación

La idea es aprovecharse de una regla de comportamiento canino: un perro generalmente no eliminará donde duerme. Existen ciertas excepciones a esta regla, a saber:

  • Perros que están en cajones o jaulas demasiado grandes (ver más acerca del cajón haciendo click aquí) por lo que eliminarán en un extremo y dormirán en el otro.
  • Perros que han vivido en jaulas pequeñas en tiendas de mascotas durante etapas críticas de su desarrollo y han aprendido a eliminar en su jaula (ver más acerca de las etapas críticas haciendo click aquí)
  • Perros que tienen mantas u otro material suave y absorbente en la jaula con ellos.
  • Perros a quienes se los deja por demasiado tiempo en el cajon y ya no pueden aguantarse más.
Cajón o jaula transportadora

El “Cajón” (jaula o transporte) es la mejor herramienta para educar rápidamente a tu cachorro a ir al baño en el lugar correcto, y a no hacer destrozos.

Si el cajón es demasiado grande (porque compraste uno para edad adulta), puedes particionar el cajón con maderas agarradas a los lados, para hacer el cajón del tamaño correcto, e ir moviéndolo a medida que tu cachorro crece. Para domesticar a un perro utilizando un cajón, establece un horario en donde el perro esté o bien afuera de la casa, o bien en su cajón cuando sienta necesidad de eliminar. Utilizando una corrección my moderada cuando sorprendes al perro eliminando denttro y felicitandolo exhuberantemente cuando elimina afuera, eventualmente enseñará al perro que es mejor ir afuera que adentro.

Algunos dueños corrigen más severemente adentro, pero esto es perjudicial para la formación del carácter del cachorro. Para que el perro note la diferencia entre eliminar adentro o afuera, debes felicitar más afuera antes que regañar más adentro. El cajón es crucial, porque el perro va a aguantarse mientras esté en él, así que hay más chances que querrá eliminar cuando se lo saque. Dado que ya sabes cuando tu perro necesita eliminar, tú lo sacas y él eliminará inmediatamente, por lo que es felicitado inmediatamente.

Hacer esto en forma consistente es el refuerzo ideal para el comportamiento de salir a eliminar. Adicionalmente, el perro siempre estará supervisado dentro de la casa, por lo que siempre será corregido por eliminar dentro. Esto refuerza la inhibición en contra de eliminar dentro de la casa. En general, cuando se adiestra un perro la consistencia es mucho más importante que las correcciones severas. Antes que un perro comprenda lo que quieres, las correcciones severas no son útiles y pueden ser perjudiciales. El uso del cajón le permite al dueño tener control total sobre el perro de manera tal de lograr consistencia. Con suerte, esto prevendrá la necesidad (y el deseo) de utilizar correccioens más severas.

La domesticación es relativamente simple con los cachorros. Lo más importante para entender es que lleva tiempo. Los cachorritos no pueden esperar para ir al baño. Cuando necesitan ir, necesitan ir  ya. Por lo tanto, hasta que tengan cuatro meses, sólo puedes alentar el buen comportamiento e intentar prevenir el malo. Esto se logra con la siguiente rutina:

  • Primera regla de la domesticación: los cachorros necesitan ir al baño inmediatamente luego de despertarse
  • Segunda regla de la domesticación: los cachorros necesitan ir al baño inmediatamente luego de comer

Con estas dos reglas va el hecho indiscutible que, hasta que un cachorro esté domesticado, tu debes confinarlo o vigilarlo para prevenir accidentes. Esto significa que el cachorro debe tener un lugar donde dormir de donde no pueda salirse. Comprende que un cachorro no puede pasar toda la noche sin eliminar, por lo que, cuando llora en la noche, debes levantarte y sacarlo, y esperar hasta que haga. Entonces, felicítalo efusivamente y ponlo nuevamente a dormir. En la mañana, sácalo nuevamente y déjalo hacer lo suyo, y felicítalo nuevamente.

Luego de alimentarlo, y luego de que se despierta en cualquier momento del día, sácalo para que elimine. Haz que entienda que este no es momento para jugar, pero debes entender que los cachorros pueden exitarse bastante por cosas como el pasto, caracoles, hojas, y olvidarse qué fueron a hacer afuera! Usa el mismo lugar cada vez, el olor ayudará al cachorro lo que tiene que hacer, especialmente luego de las 12 semanas de edad.

Para facilitarte la vida más adelante, usa una frase en el momento justo que tu cachorro comienza a eliminar. Por ejemplo “apúrate”, o “hazlo”, o algo por el estilo (elige una, y úsala). El cachorro comenzará a eliminar cuando se le diga el comando, y esto puede ser especialmetne útil más tarde, por ejemplo cuando quieres que elimine antes de un paseo en auto, o antes de ir al parque. No dejes al cachorro suelto dentro de la casa a menos que recién hubiera eliminado, y / o tú lo puedas vigilar extremadamente de cerca por señales que debe salir.

La clave para domesticar es prevenir accidentes. Si no ocurre nigún accidente (ja!!), el perro nunca aprenderá que tiene otra opción a demás de salir. Para que tengas una idea de lo que esto puede significar, aquí hay una situación hipotética, asumiendo que trabajas y que te lleva aproximadamente 1/2 hora llegar a tu casa del trabajo.

  • 03:00 Dejar salir al perro, ir al baño, retornar al cajón
  •  07:00 Dejar salir al perro, ir al baño
  • 07:15 Alimentar al perro en el cajón, dejarlo en el cajón
  • 08:00 Dejar salir al perro, ir al baño, regresar al cajón
  • 08:15 Te vas a trabajar
  • 11:30 Regresas del trabajo, dejas salir al perro y al baño
  • 11:45 Regresas al perro a su cajón, regresas al trabajo
  • 17:00 Regresas a tu casa, dejas salir al perro, al baño, hora de jugar
  • 19:00 Alimenta al perro en el cajón, dejarlo en el cajón
  • 19:45 Dejar salir al perro, ir al baño, hora de jugar
  • 23:00 Dejar salir al perro, ir al baño, poner en el cajón, y te vas a dormir

Claro que si no puedes regresar tú del trabajo a tiempo, puedes pedir a algún vecino o un familiar saque al perro y lo regrese, para evitar que elimine dentro del cajón.

Adiestramiento preliminar

Es escencial para todo perro, no importa cuan grande o pequeño, o si lo quieres para exponer, para trabajar, o sólo para jugar con él, que reciba adiestramiento de obediencia básica. Si quieres ir más allá de lo básico, está muy bien. Pero al menos haz lo básico. Una forma de verlo es que sin obediencia básica, tú y tu perro no hablarán el mismo idioma, entonces, ¿cómo podrán comunicarse? Pero con obediencia básica, tú le puedes decir al perro qué es lo que quieres que él haga, y él te entenderá y lo hará. Otra forma de verlo es es que tu perro tenga buenos modales: no salta sobre la gente, no se escapa, ni se entretiene con otros comportamientos detestables, porque él sabe lo que tú esperas de él.

Clases de obediencia

Encuentra y asiste a una buena clase. Muchos lugares tienen classes de puppy kindergarten, esto también ayuda a socializar a tu cachorro. Realiza sesiones de entrenamiento de 10 minutos todos los días. Y si quieres, continúa. Quedarás sorprendido de las actividades que puedes hacer con tu perro una vez que tú y tu perro aprenden lo básico! Entrenar es divertido y simple si se lo hace de esa forma. Disfrútalo!

En la casa

Se puede comenzar a entrenar los cachorros mucho antes de lo que muchos piensan. De hecho, esperar hasta que el cachorro tenga 6 meses es muy tarde, y puede causar una gran cantidad de problemas. Comienza enseguida con comportamientos básicos: utiliza simples y firmes “NO!” para prevenir que muerda las manos o los dedos, saltar sobre la gente, y muchos otros comportamientos que son graciosos en los cachorros pero problemáticos cuando éstos crecen.

No seas severo, y felicítalo inmediatamente cuando se detenga. Deja el cahorro atado a la vista de la gente mientras comes la cena, para prevenir el rogar y el “hociquear” por comida (si lo pones en otra habitacion se sentirá abandonado y comenzará a llorar). Si tu cachorro muerde y rasguñla cuando juega, dale un juguete. Emite un ruidoso “ay!!” cuando el cachorro te muerda. Esta es la forma en la que un cachorro le hace saber al otro cuando se ha pasado de la raya, y es una buena manera de lograr la atención del cachorro y hacerle saber que el morder no es algo aceptable. El otro lado de la modeda – y por tanto, necesaria – es la felicitación inmediata cuando tu cachorro se detiene luego de un “no”.

Podrás pensar que esto es una forma alocada de cambio de ánimos (y puede que quienes están a tu alrededor te vean raro); y está bien. Estás haciendo que tus deseos sean claros como el agua para el cachorro. Él también necesita refuerzos tanto positivos como negativos: cómo responderías si la gente sólo te gritara cuando hiciste algo mal, y te ignorara cuando hiciste algo bien? Preséntale cosas de manera divertida y sin “correcciones”, para crear una base para el entrenamiento formal más adelante. El enrenamiento formal, demandante o exacto, no es apropiado en esta etapa. En su lugar, concéntrate en comportamiento general, obtener su atención, presentarle cosas que serán importantes más adelante de manera divertida, y otras cosas preliminares, tales como desalentarlo a retrasarse o a jalar de la correa (pero no hacerle caminar junto aún!!). En resumen, crea los cimientos para su desarrollo y comportamiento futuros. 

Related Posts
El Dálmata
Autor: Fernando BorcelLos dálmatas son perros activos y llenos de energía, que disfrutan las altas dosis de ejercicios. Les encanta jugar, y jugar, y jugar, especialmente cuando son cachorros. Han ...
READ MORE
El pastor alemán
Las características más salientes de un Pastor Alemán bien criado son su firmeza de nervios, capacidad de atención, el ser imposibles de espantar, su obediencia, su confiabilidad e incorruptibilidad, junto ...
READ MORE
Introducción a la dieta cruda
El presente artículo es una introducción a la dieta BARF, y no pretende ser una guía completa sobre la misma.Texto original: Miriam Diaz y Dolores Sánchez-Peñalver
READ MORE
¿Esterilizar a mi mascota?
Nuestra cultura frecuentemente condena o, lo que es peor, cierra los ojos, a la necesidad de esterilizar a las mascotas. La cantidad de mascotas sin hogar, y las que se ...
READ MORE
Cachorros de 9 semanas
Nacimiento hasta la tercera semana (1 - 21 días)El cachorro necesita a mamá y a sus hermanitos. Ellos no pueden regular muy bien su temperatura corporal, por lo que deben ...
READ MORE
Todo lo bueno viene de ti
Sí. Tu perro piensa. Un perro es capaz de sentir un rango de emociones similar al de los humanos. Siente alegría al recibirte cuando regresas del trabajo, cuando juegas con ...
READ MORE
La dieta cruda consiste en alimentar a nuestros perros con una dieta similar a la que consumirían en la naturaleza
IntroducciónEn la búsqueda constante de dietas mejores y más económicas para perros, los criadores y los expositores de mascotas y perros de exhibición se encuentran apuntados en dos direcciones. La ...
READ MORE
La letargia es tan solo uno de los síntomas causados por la artritis
La artritis en caninos es tan común como en humanos. El tipo de artritis asociada con los perros se conoce como osteoartritis, la cual es causada por la degradación del ...
READ MORE
Perro rascándose, producto de las picaduras de pulgas.
Ctenocephalides felis felis. En el hogar no es raro encontrarse con que los animales domésticos estén infestados por pulgas. Estas pulgas pueden producir y transmitir varias enfermedades tanto a las ...
READ MORE
Displasia de cadera
IntroducciónLa displasia de cadera es una enfermedad biomecánica que se caracteriza por una incongruencia articular progresiva, provocada a partir de una laxitud articular y que finaliza en una enfermedad degenerativa ...
READ MORE
El Dálmata
El pastor alemán
Introducción a la dieta cruda
¿Esterilizar a mi mascota?
Cómo socializar
Cómo piensa un perro
La dieta cruda
Artritis Canina
Las pulgas
Displasia de cadera

Publicado en: Adiestramiento, Cachorros, Comportamiento, Cuidados, Perros Etiqueta(s): , , , ,
One comment on “Manual para Nuevos Cachorros
  1. Mª Jesus Soler dice:

    Hola, estoy a punto de tener una cachorrita y la verdad es que este artículo me ha venido muy bién.

    Recomendaré la web

Deja un comentario