Home » Perros » Comportamiento, Cuidados » La casa con muchos perros

La casa con muchos perros

Las peleas serias entre perros de familia normaliemte tienen sus raices en la manera en que las personas reaccionan a los primeros signos de amenaza entre las mascotas.
- Los Monjes de Nuevo Skete. “Cómo ser el Mejor Amigo de tu Perro”

Muchos perros

Muchos perros. Foto por http://www.flickr.com/photos/konszvi/

Crear o vivir en un hogar con varios perros puede ser una experiencia satisfactoria y pacífica, o puede estar repleta de peleas, problemas, y miedo. En las próximas páginas, encontrarás información que te asistirá en el caso que estés considerando incorporar un nuevo perro a tu familia, o si ya vives en una casa con varios perros.

La hora de las presentaciones

Realizar las presentaciones en forma correcta puede hacer una gran diferencia en si la paz reinará desde el principio, o si las peleas comenzarán inmediatamente. En lo posible, presenta a dos perros en un entorno neutral, como ser un parque. Pide la ayuda de un asistente, de preferencia un miembro de tu familia, para que te ayude a manejar una de las correas. Debes mantener a cada perro con su correa floja; la tensión en la correa comunica una necesidad de tener cuidado, y el riesgo de peligro. Mantén tu lenguaje corporal relajado y tranquilo. Permite que los perros se huelan, y que caminen en círculos alrededor del otro. Trata de mantener las correas tan desenredadas como se pueda, y camina junto al perro. No transmitas tensión, ansiedad, ni corrección a través de las correas. Felicíta a cada perro en forma calmada.

Sepárense cada uno con un perro, regresen, y permitan a los perros repetir los saludos. Repite esto varias veces hasta que los perros se sientan cómodos y relajados. Regresen a casa y permite que el perro que ya vivía en la casa ingrese primero a la casa y al jardín. No llenes al nuevo perro de afecto y de atención. En su lugar, permítele encontrar sus propio lugar en la “jauría” familiar, y que tus acciones sean calmadas, normales, y reconfortantes.

La paz y la jerarquía se mantienen mediante demostraciones, más que con peleas serias.
Los Monjes de Nuevo Skete

Comprende lo que hacen los perros

Jugando a pelear

¿Peleando? No, jugando a pelear. Es un juego "favorito" entre perros, que no tiene ninguna consecuencia negativa. ¡Todo lo contrario!

Aprende a leer y a interpretar correctamente el lenguaje corporal canino. Es muy diferente que el nuestro. En lo posible, visita a un amigo, o una clase de obediencia que ofrezca tiempo para jugar libremente, de modo que puedas observar la comunicación entre perros. Pregúntale al instructor que te ayude a interpretar la interacción canina.

Aprender a leer y a comprender el comportamiento de tu perro te ayudará a decidir cuándo es momento para intervenir en una situación determinada. Esto es muy importante cuando ves dos perros interactuar entre sí las primeras veces. Algunos gestos y posturas son normales, y deberían ser ignoradas, a menos que desencadene en una pelea seria. Reverencias de juego, ladridos, giros, e incluso mordidas suaves son buenas señales de que los perros se están aceptando mutuamente como compañeros de juego. También podrían perseguirse. Estas son formas en las que los perros prueban las aguas para conocerse mutuamente.

Las edades de los perros juegan un papel preponderante en el tipo de comportamiento que podrías esperar. Un perro viejo tiene el derecho a gruñir, morder, empujar, o ladrar al cachorro, siempre y cuando no propense un daño físico verdadero. Muy raramente un perro adulto lastimará a un cachorro pequeño. Esto violaría los instintos de supervivencia enraizados profundamente, que permiten que todas las especies se propaguen sin importar cuán molestos sean los pequeños. Ten fe, y permite que tu perro más viejo discipline a tu cachorro. Los resultados te soprenderán – y te inspirarán!

Los juegos entre perros son bruscos y físicos. Permite que los perros jueguen como perros. No caigas en el error de corregir o prohibir el juego brusco. Esto enseñará al perro que interactuar con el otro es algo peligroso. Tus esfuerzos por mantener la paz puede causar más problemas que los que corrigen.  Los perros se agarran, se golpean, y se brincan, se empujan, se avientan, y se gruñen o ladran, todo a manera de juego. Es perfectamente correcto limitar el juego brusco al jardín, de forma que los perros no destruyan la casa en medio de su entusiasmo. Pero es un error el impedir la interacción canina natural.

También es un error el mantener a los perros de la familia separados mediante mallas o puertas. Esto lleva a frustración, estrés, peleas a través de la malla, y en última instancia, a peleas verdaderas cuando a los perros finalmente se les permite estar juntos.

Combinaciones en un grupo de perros

También el sexo de los perros en una jauría pueden tener un rol importante en la cantidad de paz o de peleas que experimentes. La combinación ideal es un macho castrado con una hembra castrada. Esta es la que más probabilidades de paz tiene. Las hembras, especialmente aquellas que están castradas, normalmente se llevan bien, con la excepción de ciertas razas y tipos de personalidad. Un grupo de varias hembras castradas y un macho castrado normalmente forman un grupo pacífico. El combinar más de un macho puede ser dificultoso, y probablemente resulte en alguna pelea, pero no es algo imposible. El combinar machos intactos, de cualquier raza, no es para nada recomendable.

El establecer un grupo con machos castrados de razas de trabajos o terriers, tampoco es recomendable, a menos que tengas buena experiencia en entrenamiento y manejo de perros.

Es de esperar el marcado territorial si combinas machos en un grupo, o si agregas una hembra a un grupo que ya contiene un macho. Los animales que ya estaban, tanto hembras como machos, suelen sentir la necesidad de marcar su territorio como una advertencia al recién llegado.

“Los perros no suelen sufrir, en el sentido estricto de la palabra, de problemas de comportamiento. La gente sí. De hecho, y como regla general, los perros raramente causan problemas de comportamiento. Son los dueños a quienes por lo general deberán culparse.”
William E. Campbell.

Consideraciones de razas y tamaños

Grupo heterogéneo de perros. Foto por: http://www.flickr.com/photos/mosilager/

Las razas que elijas pueden jugar un rol significativo en la formación de un grupo de perros. Las razas de trabajo y de guardia tienen la tendencia a ser más proclives a las peleas, son más territoriales, y aceptan menos a un perro nuevo, y en general necesitan un dueño decidido y experimentado. Algunas razas de pastoreo son seleccionadas para cuidar ganado, al igual que para pastorear, y podrían mostrar dificultad para aceptar nuevos perros en su grupo. Estas consideraciones de raza se aplican especialmente a los machos.

Las razas toy pueden ser proclives a las peleas, en especial por el afecto de su dueño, a menos que su lugar en el grupo es decidida y claramente definido desde el principio. El tamaño sólo afecta la severidad de las lesiones que los perros pueden sufrir. No determina dominancia o liderazgo y, a menudo, un perro más pequeño se establecerá como lider de otros perros. Un perro pequeño también podría querer pelear a un perro grande, pudiendo terminar (el pequeño) seriamente lesionado, o muerto. Se precavido al combinar perros de tamaños extremadamente distintos.

El confinamiento, nuestro aliado

Es posible combinar perros en un grupo exitoso, con empeño, cuidados, y habilidades de manejo. Debes castrar a todos los perros, a menos que seas un experimentado manejador y criador. Dos machos intactos son los más proclives a las peleas, especialmente cuando una perra intacta se encuentra en la zona. No confíes en el sistema de barreras (o mallas) para prevenir las cruzas indeseadas. Las perras en celo son tan entusiastas y determinadas para llegar a los machos, como los machos para llegar a las perras. Las camadas accidentales son un atragedia que ya está fuera de control. No colabores con el problema: esteriliza todos los miembros caninos del grupo. Las kennels (transportadoras, jaulas), son fundamentales para una casa con varios perros. Brinda una kennel de tamaño apropiado para cada perro en la casa. Utilízala para dormir, alimentar, y para confinar cuando no estás en casa. Los perros, cuando tienen un lugar que consideran propio, son menos propensos a pelear o a marcar. Los kennels también protegen a los perros de peligros que podrían encontrar cuando no puedes cuidarlos. Estos incluyen cables eléctricos, venenos, y otros perros. Un dueño considerado brinda a sus perros comodidad en todo momento. Piensa en una kennel como una forma de “abrazar a tu perro” mientras no estás en casa.

Estableciendo la jerarquía

Permite que los perros establezcan ellos mismos la jerarquía en el grupo, y respeta esa decisión. No cometas el error de tratar de definirla por ellos. El nuevo perro podría convertirse en el perro alfa. Es posible que pienses que no es justo, pero recuerda, los perros son caninos, no humanos. Permíteles realizar decisiones caninas adecuadsas, y no interpongas tu juicio humano. Una vez que el perro alfa haya sido establecido, debes apoyar la decisión canina alimentando primero al perro alfa, saludándolo primero, y permitiéndole que haga demostraciones de disciplina hacia el otro perro para mantener el orden del grupo. Esto no incluye pelear, sin embargo. Los perros pelean por una variedad de motivos, pero la confusión sobre la identidad en el grupo se encuentra por lo general en la raíz del problema. La falta de un liderazgo claro por parte de los dueños es por lo general, la causa de estas peleas.

Peleas

El manejo de una pelea de perros puede ser un trabajo difícil, hasta para el más experimentado. Aprende a interpretar el lenguaje corporal canino, y asegúrate que es una pelea verdadera, y no una demostración de disciplina o juego. Si no estás seguro si es de verdad, mantén la calma y el silencio. Cualquier ruido que hagas será interpretado como que estás alentando la pelea. Haz click aquí para leer nuestro artículo acerca de cómo manejar correctamente una pelea de perros.

Sin importar el método elegido para terminar una pelea, regaña a ambos perros por pelear. No intentes decidir quién comenzó. ¡Eso no importa! Regaña a ambos perros firmemente y enfáticamente. Expresa tu descontento extremo. Despues de todo, es tu jauría, y la regla es (o debería ser) “en mi jauría no hay peleas!”. Ambos quebrantaron esa regla. Si los has entrenado en obediencia, hazlos echar y permanecer en el lugar, y si no están entrenados, amárralos con sus correas, para que ambos perros sigan en la misma habitación hasta que los ánimos se enfríen. No caigas en la tentación de separar los perros a habitaciones distintas.

El mensaje que debes enviar es que tú requieres que ambos perros convivan en paz y armonía. Tan pronto como lo hagas, revisa a cada perro por heridas. Las heridas punzantes como las mordidas no siempre sangran en forma visible y pueden ser difíciles de detectar. Aunque no hayas encontrado heridas, revisa cada perro durante varios días por puntos blandos, ya que pueden indicar la formación de absesos. Por supuesto, debes obtener atención veterinaria tan pronto como sea posible.

El adiestramiento en obediencia

El entrenamiento en obediencia hacie que el manejar un hogar con muchos perros sea más fácil y pacífico. Tú debes ser el súper alfa en tu casa, sin importar quién es el alfa entre los perros. Después de todo, eres tú quien paga la comida, ¿o no? A menos que un perro sea tan viejo o discapacitado que su condición física no lo permita, entrena en obediencia a todos los perros. Un buen adiestramiento establece control con la voz, técnicas efectivas de corrección, y respeto entre el perro y el dueño. La confianza y la habilidad de manejo logradas mediante el adiestramiento de obediencia te permitirán manejar el grupo de perros con facilidad. Tómate el tiempo para analizar tu razonamiento antes de decidir agregar un nuevo perro a tu hogar. Piénsalo dos veces si estás teniendo problemas de comportamiento con tu perro o perros y piensas que el traer un nuevo perro los solucionará.

Perros aislados

Adicionalmente, dos perros confinados al jardín, sin acceso o contacto con los miembros de la casa, simplemente formarán su propia jauría. Agresión dirigida hacia extraños, otros perros, y hasta contra miembros de la familia pueden ser la resultante. Permite a todos los perros igual acceso a la casa, a los privilegios, y a los miembros de la familia, para evitar problemas serios.

Higiene y limpieza

Serán necesarias medidas de higiene más estrictas en una casa con varios perros. Asígnale un plato a cada perro, pero mantenlo siempre limpio y no permitas que los perros compartan o intercambien platos. El alimentarlos en sus transportadoras te permitirá monitorear la dieta y apetito de cada perra. Esto puede ser una buena señal de problemas de salud y te permite manejar el pla dieta de cada perro para una salud óptima. Mantén el jardín inmaculadamente limpio de basura y desperdicios, tanto por el bien de la salud canina como por la humana. Lava las trasnportadoras periódica y meticulosamente. Regularmente inspecciona a cada perro por signos de enfermedad o de lesiones. El masaje y el peinado son una manera excelente de lograr esto, y también para aumentar el lazo entre perro y dueño.

Una casa con muchos perros es tanto desafiante como recompensante. Es sin dudas posible de lograr. Esta información ha sido escrita con la asistencia, cooperación, y consejo de mis catorce perros y muchos de mis perros anteriores, quienes viven o han vivido en la casa. Es cierto que viven con adiestradores, y que somos la excepción, y no la regla. Sin embargo es posible, con algo de ayuda, determinación, y amor.

Autor: Mary and Carol Thompson 

Related Posts
Cómo tener un mal perro
Autor: Fernando Borcel Esta vez tuve ganas de escribir éste, un anti-artículo, y de enseñarte muchas de las cosas que puedes hacer para que tu perro, tú, o ambos, se sientan ...
READ MORE
Problemas de ladridos
La clave para resolver un problema de ladridos es en primer lugar el determinar el por qué ladra el perro. ¿Es por aburrimiento? ¿Está ansioso por quedarse solo todo el ...
READ MORE
Lenguaje corporal
Autor: Fernando BorcelEs importante comprender lo que los perros nos dicen con sus cuerpos, no sólo para entender a nuestro propio perro, sino también para predecir lo que están haciendo ...
READ MORE
Hocico canoso
La geriatría es una rama de la medicina que estudia los trastornos que sufren los animales de edad avanzada. La vejez por si misma no debe ser considerada una enfermedad, ...
READ MORE
Los perros ladran por distintos motivos
Sucede que en muchas ocasiones, nuestra querida mascota puede convertirse en un animal ruidoso y molesto sin aparente razón alguna. Lo que en realidad sucede, es que lo seres humanos ...
READ MORE
Es un perro la mascota para ti?
Tener un perro puede tener grandes beneficios. Un perro te motiva para que hagas ejercicios saludables, enseña a un niño acerca de la responsabilidad, y te regala su amor incondicional. ...
READ MORE
Lenguaje corporal felino
A diferencia de los perros, los gatos por lo general no cooperan para la caza ni forman grupos cohesivos. Las colonias de gatos son mucho más informales que la jerárquica ...
READ MORE
Obediencia básica – Curso Gratis
¿Quieres adiestrar a tu perro o cachorro, pero no encuentras un adiestrador en tu zona que utilice métodos positivos de entrenamiento? Ahora, con nuestros cursos, ¡tú mismo puedes adiestrarlos! Es muy ...
READ MORE
Cómo fotografiar mascotas
Fotografiar a un perro o a un gato requiere mucha paciencia, pero los resultados bien valen la pena. Una buena fotografía de tu mascota será atesorada para siempre. Te presentamos ...
READ MORE
Consejos básicos de entrenamiento
Comienza por entrenar a tu cachorro desde una edad temprana. Si bien se puede enseñar a un perro viejo, lo que se aprende temprano por lo general es aprendido más ...
READ MORE
Cómo tener un mal perro
Problemas de ladridos
Lenguaje corporal
La vejez de tu perro
Por qué ladran los perros
Es un perro la mascota para ti?
El lenguaje corporal de los gatos
Obediencia básica – Curso Gratis
Cómo fotografiar mascotas
Consejos básicos de entrenamiento

Deja un comentario